Avisar de contenido inadecuado

Las manos

{
}

El puente crujió como la vida y se desplomó entre los saltos de agua. El río se quebró, estalló en mil pedazos, luego, entre tumbo y tumbo siguió camino.

El, que dejó el río perdido entre el puente roto, y ella, que venía de otras islas, se miraron las manos como quienes hacen un descubrimiento, como quienes se desnudan sin necesidad de sacarse la ropa, como quienes se sacan la ropa.

Ella cogió una toalla, la mojó, tomó las manos de él y limpió la sangre suavemente, como queriendo quedarse en ellas.

"Las manos... es hora de las manos", pensaron. Pero también de la piel del deseo, de la música haciendo cosquillas en algún rincón semiescondido de la espalda, de encontrar los puntos débiles de los dos. Probar, buscar, deslizarse hasta la media noche y esperar en ella, sentados, mirando una luna que cabecea las estrellas contra el amanecer y hace invisibles a las personas.

Ahora las manos de ella son como una parte de la añoranza. Frente a él, sus ojos son la imagen azul del encanto que, se prende en la noche. Las manos vuelan en los cuerpos, los cuerpos se derriten en las manos. Las manos arden. Los cuerpos suenan como si fueran parte de la música de Villa Lobos, suben al piano y se cubren de manos. Los dedos son notas azules en las manos, en las piernas, en el pecho, en los senos, en la espalda, en los pies, en las grutas, en las montañas, en los ríos de la excitación que olvidaron el puente y la sangre en otro lugar. El piano ya es parte de los cuerpos que hacen olas musicales, estallan con fuerza, levitan, mantienen los tonos por el cielo y de repente caen al agua, como si fueran bajando por una escalera de nubes.

Durante esos instantes azules, la luna les confiere a las cuatro manos todo el poder sobre las teclas de cada cuerpo y, en medio de la fragilidad que da el placer, las manos corren río abajo musitando los conciertos más mustios, sintiendo que estas horas no entonarán mañana

{
}
{
}

Deja tu comentario Las manos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre