Avisar de contenido inadecuado

El altillo

{
}

 TAGS:undefined

El altillo es algo así como su mundo escondido, como una flor que hace y deshace en su mente. El altillo es una saudade.

En el altillo ella piensa en él, pero también piensa en su país que, está algo lejos, y cuando piensa en su país vienen algunos fantasmas que quiere espantar.

El duda, no sabe si largarse a explorar ese rincón escondido de ella. No sabe si intentar descifrar ese altillo que, es como meterse en el túnel del tiempo. Y lo peor: no sabe si podrá quebrar el tiempo para retornar. Meterse en ese mundo -el de ella-, le atrae y le espanta a la vez. Tiene miedo de quedarse en él.

El comienzo: un par de cervezas en el boliche, una charla que comenzó con la política, siguió con la cultura y se adentró en la psicología de las relaciones personales, el papel del feminismo y ainda mais. La despedida: "te acompaño hasta tu casa". La llegada a la puerta: "quieres entrar a tomar un café". El café, solo la imagen de la magia...

Y el olor a palo santo inunda el altillo que a esta altura es como un abrigo, como un lugar donde se decide la vida que vendrá, como una zona sagrada que hasta el momento era solo de ella, aunque ahora ya es un poco de él.

Ella habla con cierta ternura, cuida su decir, mueve las manos despacio y, a pesar de mostrarse segura su cuerpo tiembla. El sigue dudando por un largo rato, pero de repente surge una paloma en su pensar, como esas que llevan a cuestas una almita llena de mares, porque al fin de cuentas qué son los mares sino altillos en la mirada de la memoria. Apareció con un poema de Mario, a pesar de que los poemas de Mario le gustaban poco, y estuvo ahí: "una hora apenas de biografía y nostalgias/ hasta que al fin sobrevino el silencio/ como se sabe en estos casos es bravo/ decir algo que realmente no sobre/ él probó: solo falta que me quede a dormir/ y ella probó: por qué no te quedás/ y él: no me lo digas dos veces/ y ella: bueno por qué no te quedas/ de manera que él que quedó en principio/ a besar sin usura sus pies fríos/ los de ella/ después ella besó sus labios/ los de él/ que a esa altura ya no estaban tan fríos/ y sucesivamente así/ mientras los grandes temas/ dormían el sueño que ellos no durmieron/".

El dijo: parece que vamos a terminar igual. Y ella: parece que si. Entonces él besó toda la piel de su cuerpo -el de ella-. Y ella bebió toda el agua de su cuerpo -el de él-. Y el altillo fue mucho más que el tiempo.

{
}

Álbum de fotos de El altillo

3 de 3

Ver fotos de El altillo

{
}

Deja tu comentario El altillo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre